Litigante

“Si no hubiera malas personas, no habría buenos abogados”

Charles Dickens

El abogado litigante, es el profesional del derecho que se encarga de la defensa de las personas naturales o jurídicas que sienten que sus derechos están siendo vulnerados. sU labor puede ser desempeñada frente al Poder Judicial, en sede administrativa o incluso en sede arbitral.

Las caracteriscas de un abogado litigante son:

Es una persona responsable, debido a que se involucra en el caso que está dirigiendo, es decir, en aquel que le ha sido encargado para su defensa,

Es estudioso, porque es especialista en hacer investigación de doctrina, de jurisprudencia y de las normas que sean aplicables al caso que está defendiendo.

Es sumamente organizado, porque prioriza sus labores y determina cuáles son las fases que tiene que seguir. Aquí es importante tener en cuenta que a nivel de Poder Judicial, a nivel de sede arbitral y de sede administrativa porque cuentan con plazos para para la realización de los diversos actos, en ese sentido es que nosotros tenemos que saber priorizar qué es lo que tenemos que presentar primero para luego tener en cuenta que es lo que debemos de presentar a continuación.

Gestión del tiempo, es importante organizarse no sólo en el tema de cuáles son los escritos o los documentos que se van a presentar, sino al que hace uso de la palabra, porque aquí tiene que respetar el plazo para que él pueda informar sobre el caso, ya que no podrá excederse o incluso no saber qué es lo que va a decir primero porque lo importante es que dentro del plazo previsto, el abogado pueda dar los argumentos más fuertes y poderosos a las partes que van a resolver.


Es constante, porque su objetivo es una vez realizada la investigación del caso, debe determinar cuál es la doctrina jurisprudencia y las normas aplicables, tiene que asumir una posición y esta posición tiene que sustentarla y argumentarla hasta el final, no sería correcto que el abogado a mitad del camino cambio de posición.

Un abogado litigante también tiene una gran capacidad para expresarse de manera clara, concreta, mostrando mucha seguridad en que él tiene la razón y los sustentos de argumentos que está brindando son los adecuados y los que deben de ser tomados en cuenta por el juzgado

Es un estratega, porque tiene que establecer de manera anticipada y frente a los hechos la estrategia que va a utilizar a fin de defender los derechos de manera adecuada.

Es seguro, porque él tiene la certeza de que el derecho está de su lado y que él va a administrar justicia junto con el juez, y esta seguridad tiene que demostrarla ante las personas que van a resolver el conflicto.